Cada vez que escribo para niños intento ser lo más honesta posible

Tras participar en el lanzamiento del libro Leer es mi Cuento. Libros para la primera infancia, retorno de una inversión en el país , la e...


Tras participar en el lanzamiento del libro Leer es mi Cuento. Libros para la primera infancia, retorno de una inversión en el país, la escritora Marina Colasanti se refirió a algunos aspectos relacionados con su oficio y la importancia de la lectura.

Considerada una de las figuras más representativas entre los autores consagrados de literatura infantil de América Latina, Marina Colasanti (Asmara, Eritrea, 1937) se ha desempeñado como cronista, columnista, redactora, traductora, ilustradora, editora, reseñista y ensayista.

Periodista del Jornal do Brasil, publicó en 1968 su primer libro para adultos Eu sozinha (Yo solita). Entre 1973 y 1993 presentó programas televisivos como Olho por Olho, Primeira Mão, Os Mágico, Sábado Forte e Imagens da Itáli, entre otros.

Su primer libro de cuentos para niños, Una idea toda azul, fue merecedor del premio Lo mejor para los jóvenes de la Fundación Nacional del libro infantil y juvenil en Brasil, mientras que La muerte y el rey resultó galardonado con el primer premio del Concurso Latinoamericano de Cuentos para Niños de la Unice Y FUNCEC (Fundación Comunitaria Educativa y Cultural João Monlevade). Lejos como mi querer recibió en 1996 el premio de literatura infantil y juvenil Norma-Fundalectura.

En su extensa bibliografía para niños sobresalen títulos como: En el laberinto del viento, Entre la espada y la rosa, La amistad bate la cola, Clasificados y no tanto y Ana Z., ¿dónde vas?

“Tenemos una ventaja inmensa porque ya no se puede decir que no hay libros, o que son caros: uno los lleva en el bolsillo. ¡La biblioteca de Alejandría era pequeña respecto a lo que cada uno de nosotros puede consultar a través del teléfono! Sin embargo, poder llevar todos esos libros en el bolsillo es una cosa y consultarlos otra. ¿Cuántas veces a la semana un estudiante procura hacer consultas más profundas que no simplemente le permitan responder un examen o hacer una tarea? Incluso hasta pueden encontrarse resúmenes de libros para poder hacerlo, resultado de ello es que muchos jóvenes ya no leen”, afirma Colasanti.

______________________________________________

La fortuna de leer

¿Qué relación se establece entre el niño y personajes como El lobo feroz?


La sensación que tienen los niños, y sobre todo los más pequeños, es la de estar reprimiendo un lobo interior del que van a necesitar a lo largo de la vida. El lobo no aparece por casualidad, y de hecho es una de nuestras armas de defensa: lo necesitamos para sobrevivir.

Sin embargo el niño tiene la sensación de que debe rechazarlo, debido a que la enseñanza que recibe suele conducirlo a desarrollar sentimientos asociados a la suavidad y la dulzura, pese a que no he conocido a un niño que no intentara arrancar las alas de un insecto o tirar de la cola de su mascota a lo largo de su infancia. ¡Tirar la cola del gato en esa etapa es un imperativo moral que hasta los propios padres debieron hacer cuando eran niños!

Cuando este tipo de actitudes se repiten generación tras generación debe haber una significación, que produce un miedo inconsciente en el niño inducido a demostrar estos buenos sentimientos, porque asume que su lobo va a terminar en la basura, y su simpatía por este tipo de animales termina siendo flagrante.

¿Se ha banalizado la figura del antihéroe?


En la literatura para niños, gracias al señor Dios, hay espacio para todos: el ogro y el hada madrina, el bueno y el malo, porque se trata de representaciones de los humanos. Al tratarse de representaciones simbólicas, es importante que los sentimientos humanos estén representados en toda su complejidad y no en un sistema binario que termina siendo muy pobre.

Hoy en día se hacen muchos libros por cuestiones de mercado, y pese a que los libros que fueron buenos ayer también lo son hoy, hay una constante demanda de libros nuevos con un carácter maniqueo en el que el malo siempre vence al bueno. Dividir la vida de esa manera resulta muy pobre y la buena literatura nunca lo hace.

Su vida ha estado rodeada de libros, ¿cómo comenzó a establecerse esta relación tan especial?


Primero tuve un contacto oral, no de personas que contaran historias sino que las leían: mi mamá y mis niñeras. Ellas me leían cuentos maravillosos y entre esos primeros libros recuerdo a Pinocho, que en Italia es todo un héroe para los niños. Sin embargo, por una serie de circunstancias más bien fortuitas relacionadas con mi familia y con la Segunda Guerra Mundial, mis padres decidieron hacernos un regalo para que nos hiciera compañía a mi hermano y a mí: una colección de clásicos adaptados para la infancia que cambiaron mi vida.

La suerte tiene sus caminos y como mis padres no se fijaban mucho en los detalles, terminaron comprando una colección para niños a partir de los 13 años que lo tenía todo: La Ilíada, La Odisea, Don Quijote, libros de Stevenson, Edgar Allan Poe –todavía recuerdo la emoción que me causaban sus cuentos -. Eran muchos, muchos libros, así que mi hermano y yo pasamos un año o año y medio leyendo.

Cuando nos cansábamos de leer comenzamos a recrear las historias y a encarnar sus héroes: fui Jane, la protagonista de Tarzán, muchas veces; fui también Dulcinea. ¡Mi hermano y yo fuimos mucha gente! Así que la ficción, la realidad y la fabulación estaban mezclados. Se trató de una epifanía como lectora que estuve cerca de repetir al descubrir a los rusos y a los norteamericanos a los 18 años.




Usted tuvo la fortuna de contar con esa primera gran biblioteca personal, situación que en el contexto latinoamericano es más bien rara. ¿Qué papel juegan en este entorno las bibliotecas públicas?


Yo acompaño hace muchos años el trabajo que hace Fundalectura, así como las actividades encaminadas a promover la lectura en Colombia, que en un momento propició una relación muy estrecha entre Brasil y Colombia. Mi esposo, el poeta Affonso Romano de Sant’ Anna, fue responsable durante varios años de las políticas de lectura en Brasil, pero la verdad es que resultan temas muy complicados porque hay que hacer un implante cultural.

Todos sabemos cómo se hace, está el decálogo de la UNESCO, y lo sabemos desde hace más de 30 años, pero qué difícil es llevarlo a la práctica con presupuestos limitados, gobiernos que cambian, alcaldes que a veces se interesan pero otras no. Cada vez que se interrumpe este tipo de proceso el retroceso resulta inmenso, porque no solo se trata de formar niños lectores, sino de hacer que la lectura sea considera como un elemento primordial para la cultura de un país.

Eso requiere de un proceso mucho más largo en el que se pueda interesar a docentes, padres de familia y a la clase política, porque ellos tienen que creer que en realidad el dinero que se invierte en promover la lectura tendrá como consecuencia el desarrollo económico, mucho más que el dinero depositado en una cuenta de Suiza.

Lectores y lecturas

¿Cómo encausar las primeras lecturas?, ¿es conveniente hacerlo?


Todas las personas que trabajamos en el campo de la promoción de la lectura sabemos que hay niños que nacen con una vocación lectora y solo necesitan que se les proporcionen libros que terminarán eligiendo de acuerdo con sus gustos particulares. Los otros niños, interesados por otro tipo de actividades, son el verdadero problema, más aun si en la casa – donde de seguro siempre está la televisión prendida- no hay un solo libro que les pueda servir de estímulo.

La enseñanza tiene un carácter mucho más amplio que no puede ser substituido por la televisión, aunque también allí se cuenten historias, si se quiere parecidas a las que están en los libros, pero que no son lo mismo, porque los héroes son casi idénticos y las variaciones muy pocas. La lectura es otra cosa.

¿Por qué preferir leer una historia a verla?


Si por ejemplo hablamos de buen cine, una película de un gran director – digamos Bergman -, los resultados son los mismos a los de un buen libro, porque en ella habrá una búsqueda y una discusión sobre la vida que tendrá una tentativa de respuesta, aunque no la tengamos: se trata de un esfuerzo artístico y estético en el que hay un contenido de gran intensidad. Sin embargo la televisión no suele divulgar ese tipo de discurso.

Si por ejemplo narro un viaje, el espectador se imagina cosas que cruza con sus propias experiencias de viaje, lo que a él mismo le interesaría hacer durante ese recorrido; es decir que elabora mi narrativa con la suya y se la apropia. Pero si le envío 10 o 20 fotos cada día y él las recibe en su teléfono junto con otras tantas que le envían otras personas las mira una vez y ya está.

La fuerza de la imagen se encuentra en la intención que hay detrás: si vemos un libro de Salgado – Sebastião Salgado, fotógrafo sociodocumental y fotorreportero brasileño - podemos pasar semanas reflexionando alrededor de sus fotografías, porque allí hay un proyecto y un discurso, eso que llamamos arte, y que al estar presente en una imagen es muy productivo, pero que de otra forma no es nada.

¿Cómo evitar perderse en ese universo de información y de lecturas que es internet, donde también abunda la basura?


Para los adultos hay mucha basura, pero para los niños es todavía peor. Hay cosas estupendas, por supuesto, pero los adultos suelen creer que el niño se contenta con lo que sea; así que mientras la basura para adultos está algo más organizada -a partir de una serie de encuestas sobre intereses particulares se escriben una serie de textos que por lo regular no están tan mal escritos y que obedecen a fórmulas bien calculadas-, con los niños se repiten esas mismas estrategias de producir malos libros sobre los mismos temas hasta la saciedad: historias que cabalgan llevando siempre un pensamiento correcto en sus espaldas, desconociendo la importancia que en sí misma tiene la literatura para la civilización.

¿Cuál es la importancia de leer a los clásicos?


Tendríamos que especificar qué son clásicos: hay una vertiente a partir de los cuentos recuperados por los hermanos Grimm; los cuentos irlandeses que rescató Yeats; está Andersen. Estas historias no necesitan la ayuda de nadie, porque gracias a su propia fuerza y vitalidad continuarán teniendo vigencia.

Pero si hablamos de clásicos como Cervantes, Dumas, Stevenson o Salgari; o de autores como Homero - adaptado para la juventud-, se requeriría de un soporte personal o familiar, así como de la edición de adaptaciones modernas.

Cuando se hicieron las conmemoraciones cervantinas en España, se dieron cuenta de que ya nadie leía El Quijote, así que organizaron tres grupos para hacer tres versiones de la obra: una para los niños de Primaria, otra para los del Bachillerato, y otra para jóvenes lectores. Yo traduje en Brasil la versión para niños de Primaria, que todavía se vende como pan caliente.

¿A qué atribuye el éxito de esa edición?


Era una adaptación muy respetuosa que me llevó a leer de nuevo El Quijote, de manera que procuré realizar un trabajo con una fidelidad absoluta que hizo despertar al clásico, no obstante a estar dirigido a un público con una cultura diferente a la hispana.

Los clásicos no son clásicos porque los hayan definido así, lo son porque resultan fundamentales para nuestra cultura, de tal manera que aunque habrá mucha gente que no lea La Odisea, creo que muy pocos desconocen la historia de Penélope y Ulises.

Leer en tiempos de guerra




Su interés por los libros comenzó con las lecturas en voz alta, ¿hasta qué edad recomienda que se hagan este tipo de lecturas?


Depende del país, de la familia, de la ciudad e incluso de la escuela. Se suele dividir a los niños por edades debido a que resulta más práctico, pero dos niños de 7 años no tienen forzosamente la misma edad. En un rato voy a ver a Yolanda Reyes, mi amiga del alma en Espantapájaros; los niños que van allí pueden leer mejor que otros a los cuatro años gracias al entorno en el que han crecido.

Mi hermano y yo teníamos entre seis y siete años cuando nos regalaron esa colección, y aunque seguramente no comprendíamos algunas cosas, se trataba de unas historias que nos proporcionaron una gran alegría: ¡Cristóbal Colón no se sorprendió más cuando llegó a América!

Buena parte de esas lecturas tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial, ¿qué importancia tiene la lectura en ese contexto?


Yo escribí un libro que está editado en Colombia por Babel, Mi guerra ajena, sobre mi experiencia durante la guerra hasta los 10 años. Una de las razones que me llevó a escribirlo fue el atentado al Club El Nogal en Bogotá, porque recibí las cartas que se enviaron Yolanda Reyes y la pulga –profesora de una niña que falleció allí - sobre la situación que vivían los niños en la escuela.

Me causó un impacto tan fuerte que pensé en escribir mi experiencia como niña durante la guerra porque siempre se escribe desde el punto de vista de quienes la provocan o la sufren, adultos en su gran mayoría. Desafortunadamente siempre estamos en guerra, y pese a que quisiera tener un mensaje pacifista, mis esperanzas en el instinto pacifista de la humanidad no son tan grandes.

Debido a los continuos desplazamientos vivíamos muy solos, sin amigos ni juguetes, así que debimos inventarlo todo con la ayuda de los libros; gracias a nuestras lecturas teníamos dos amigos imaginarios – Nino y Pia - que conservamos hasta el final de la guerra, porque en los libros hay también personajes imaginarios, así que pese a la aparente sensación de soledad nunca me sentí más acompañada.

¿Jugaban a la guerra?


Una vez, durante uno de nuestros juegos, mi hermano me amenazó con un revolver que era de verdad y mi padre casi lo mata; aunque para mí, la culpa ciertamente era de papá, quien había dejado el revolver cargado en su mesa de noche. Nosotros no solíamos jugar a la guerra, éramos aviadores y cosas así: piratas o mosqueteros del rey. Creo que ya había demasiada guerra alrededor.

¿En qué momento comienza a escribir?


A los ocho años escribí unas poesías a partir de cuentos clásicos. No creo que fueran la gran cosa e imagino que muchos niños suelen hacer eso, sobre todo porque hasta llegar al Brasil no podía concebir que hubiera personas que no leyeran. Nunca, hasta ese momento, vi gente que no leyera.

El premio por portarme bien siempre fue un libro, y entonces íbamos a la biblioteca de mi abuelo –quien había sido un prestigioso historiador del arte en Italia -, yo sacaba un libro y me sentaba a contemplar un gran volumen acompañado con ilustraciones de los trajes de la época.

Cuando a veces me veían sin hacer nada también me ponían a escribir sobre cualquier cosa; sin embargo nunca pensé en ser escritora; de hecho estudié Bellas Artes porque quería ser artista plástica.

¿Hubo algo que la decidiera finalmente?


A los 16 años descubrí que la mejor manera de intimar con mis sentimientos era escribirlos, así que comencé a llevar una serie de diarios a partir de sensaciones; después, como algunos amigos consideraban que tenía talento para escribir, terminé trabajando en un periódico donde escribí mis primeras crónicas culturales, y a eso estuve dedicada durante los primeros 11 años.

¿Y la literatura para niños?


Eso fue una casualidad que comenzó luego de que me pidieran editar el suplemento infantil porque la persona a cargo había terminado en la cárcel – corrían los tiempos de la dictadura -, así que al principio pensé en escribir algo para que organizaran los niños con ilustraciones mías, pero como se trataba de una novedad me salió un cuento de hadas, Siete años y siete más, con el que comencé un labor de 30 años dedicada a escribir literatura infantil y para adultos.

¿Qué recomienda al escribir para niños?


Sería muy pretencioso de mi parte hacer algún tipo de recomendación, pero en mi caso cada vez que escribo para niños lo hago como si no escribiera para ellos: no quiero dejarles ningún tipo de mensaje o enseñanza, e intento ser – aunque resulta muy difícil - lo más honesta posible, evitando simplificar el lenguaje, porque soy una autora que escribe literatura y no libros. No soy maestra o psicóloga, y no soy una escritora políticamente correcta que habla sobre la importancia de proteger la naturaleza. Hablo de mi relación con la naturaleza y si eso puede ser útil es otro asunto.

Para los niños se escribe un montón de auto ayuda, no le decimos así porque consideramos que los niños no deben auto ayudarse, puesto que somos nosotros – quienes los queremos tanto - los que ayudamos. ¡Pero son libros de auto ayuda! Libros para cuando se separan los padres, libros para entender la primera menstruación. Lo mío es otra cosa.



Texto: Juan Carlos Millán Guzmán – Dirección de Artes, Ministerio de Cultura.
Fotos: Milton Ramírez – Ministerio de Cultura.
Nome

12º Salão FNLIJ 13º SALIMP 16º Salão FNLIJ 17ª Feira do Livro de Venâncio Aires 18º Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura 1957 1966 1968 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1995 1996 1997 1998 1999 19º Congresso de Leitura do Brasil 1ª Bienal do Livro do Amazonas 1º Congresso Brasileiro de Poesia 1º Prêmio Brasília de Literatura 1º Seminário Brasil Literário 2.º Encontro de Literatura Infanto-Juvenil da Lusofonia 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 23 histórias de um viajante 25ª feira do Livro de Bogotá 25ª feira do Livro de Caxias do Sul 26ª Feira do Livro de Gravataí 2º Salão do Livro de Presidente Prudente 44ª Feira do Livro do Colégio Miraflores 4ª capa 4º Salão do Livro de Parnaíba 58º Feira do Livro de Porto Alegre 6ª Feira do Livro de Mossoró 7ª Bienal do Livro de Campo dos Goytacazes 8ª Bienal do Livro de Campos dos Goytacazes 9º Festival de libros para ninos y jovenes 9º Simpósio de Educação A arte da crônica A arte de fazer poesia A beleza no fim A bordo uma luz A China e os chins A dor passa a tinta fica A falta que ele nos faz A gente que se vire A guerra que não houve A história de Pi A Imperatriz de Ferro A Magia dos contos de fada na literatura A mão na massa A mão que escreve A menina Arco Íris A menina o coração e a casa A moça do nariz vermelho A moça tecelã A morada do ser A Morte e o Rei A mulher de branco de Ipanema A Mulher Ramada À noite as cidades A Noite das Mulheres Cantoras À noite no Coliseu A nova peste negra A ordem bem educada A Pequena Alice no País das Maravilhas A pornografia na balança A primeira só A Regra do Jogo A Rosa Desbotada A terra de Fitsum A verdadeira história de Alessandra Colasanti A vida é feita de pequenos gestos Aborto Academia Brasileira de Letras Academia Mineira de Letras Acqua Marcia Ademir Bacca Adolfo Córdova Aécio Neves Aëdes aegypti Affonso Romano de Sant'Anna Agaménnon Agência Riff Agosto 1991: Estávamos em Moscou Ainda na Alemanha Alemanha Alessandra Colasanti Alexandra Levasseur Alexandre de Castro Gomes Alfaguara Alfinete não é pênis mas Alfredo Alice Vieira ALIJA Alimentação saudável Almanaque Leitura Almofadas e caixinhas ou a necessidade do Maravilhoso Altar e talão de cheque Amigos Amor Ana Maria Carvalho Ana Maria Machado Ana Wanzeler Ana Z. a dónde vas? Ana Z. aonde vai você? André Dahmer André Neves Andrea Viviana Taubman Angra dos Reis Animação Aniversário Anna Rennhack Anne Pingeot Ano Novo Antes de virar gigante Antes de virar gigante e outras histórias Antes de volverme gigante Antologias Antonio Abujamra Ao redor de um maço de aspargos aplicativos de encontros Aqui entre nós Arakén Távora Arduíno Colasanti Argentina Arpoador anos 50 Arte ArteNova Artigos As Aventuras de Pinóquio As origens do leitor e da literatura Asas Atacama Ática Áudio AudioBook Audiolivro Avestruz Aydano André Motta Babel Libros Balada dos casais Barata Barba Barbacena Bárbara Cobo Barbárie Bartolomeu Campos de Queirós Beijing Beijo Beja Beleza Belisa Ribeiro Belo Horizonte Benedetta BestBolso Beth Serra Betty Ferkel Bez Batti BH Biblioteca de São Paulo Biblioteca Municipal de Sorocaba Biblioteca Nacional Biblioteca Popular Municipal de Botafogo Biblioteca Sempre Um Papo Biblioteca Virgilio Barco Biblioteca Viva Bibliotecas bicicletas Bienal do Livro do Ceará binóculos Biografia Blog Boca Livre Bode Bogotá Bologna Childrens Book Fair Bragança Paulista Brasil Brasília Brazil Frankfurt Book Fair Breve História de um Pequeno Amor Breve historia de un pequeño amor Bruno Barreto Bruno Zebendo buldogue francês Caçadores de obras primas cachemire cachorro Cada bicho seu capricho Cada vez mais cedo Café chá e pipoca Café Iluminura Calibroscopio Caminhos da Escola canibalismo Capas Caricatura Carlo Collodi Carlos Emilio Faraco Carnaval Carnaval do mundo flutuante carne maturada Carolina Pezzoni Carpintaria Literária Cartão de Visitas Casamento Cássia Kis Magro Catalão Cátedra Unesco de Literatura Cayo César CEAT Celso Sisto Centro de Cultura Brasileiro de Frankfurt Centro de Leitura Quindim Cerejeiras Ceremonia del té Chapeuzinho Vermelho Charles Saatchi Charlie Hebdo Chesterton Chico Canindé China Christa Wolf Christiane Torloni Christine Lagarde Ciça Fittipaldi Ciclo de Literatura Sesc Cida Fernandez Cidade das Artes Cidade de Deus Cinema Cíntia Moscovich Círculo do Livro Citações Clanes Clarice Lispector Clasificados y no tanto Classificados e nem tanto Claudio Fragata Cleonice Berardinelli Col. de artigos Cole Coleção Gato Letrado Colégio Loyola Colégio Miraflores Colégio Santo Agostinho Colégio Sinodal Coletânea Colombia Colômbia Com Certeza Tenho Amor Com Clarice Com e sem mão armada Com notas de pé de página Com Sua Voz de Mulher Começou ele disse Como para os humanos Como se fizesse um cavalo Como Se Fosse Como Si Fuese Como um colar Como uma carta de amor Como uma carta de despedida Companhia das Letras Companhia das Letrinhas Con Su Voz de Mujer Confama Conferencia de literatura infantil y juvenil Conferência sobre a mulher na literatura brasileira Congresso Iberoamericano de leitura e Literatura Infanto Juvenil Congresso Internacional Lectura 2013 Considerações pouco modernas consumismo Contação de Histórias Conto Contos Contos de amor rasgados Contos de Fadas Contos de mentira Conversa com o autor Conversas Ao Pé da Página III Convite Copa do Mundo Cora Rónai Corpo Corpus Delicti Correio B Correndo da polícia em Paris Corrupção cotidiano Crescer Crianças Cristina Agostinho Crítica Literária Croácia Crônica de Quinta Crônicas Cuba Cuentos de amor rasgados Culinária Cultrix Curitiba Curso Dança Daniela Landin De água nem tão doce De algum ponto além da cordilheira De bico quebrado De caso com a palavra De sangue e máquina De su corazon partido Debaixo da aba Debaixo da pele Debate Delicadeza Delta do Parnaíba Demóstenes Vargas dengue Dentro das leis de mercado Deonísio da Silva Desde que ela veio Desejo na camiseta deserto Deserto do Atacama Deserto em flor Dheyne de Souza Dia chegaria Dia Internacional da Mulher Dia Internacional de la Juventud Diálogos sobre a hospitalidade da leitura Diego Pun Ediciones Dien Horen Digitigrado Dilma Rousseff Dinheiro Ditadura Dize-me o que vestes Do Meu Coração Partido Do outro lado do mar Do seu coração partido Documentário Documentos Dois bandidos dois estilos Dois pensamentos em vôo Dolores Prades Dominique Browning Downton Abbey Doze Reis e a Moça no Labirinto do Vento Doze Reis e a Moça o Labirinto do Vento Drogas drone Drummond Duas casas dois gênios Duas histórias e o vazio Duas mulheres raríssimas Dylan Farrow É a alma não é? E por falar em amor E por falar em Marina... e-book Edibolso Ediciones del Copista Edicións Xerais Edições Estrangeiras Ediouro Editora Ática Editora FTD Editora Melhoramentos Editora Pulo do Gato Editora Rovelle Editora Unesp Editorial Alfaguara Editorial Anaya Editorial del Nuevo Extremo Editorial Espasa-Calpe Editorial Gente Nueva Editorial Norma Editorial Plus Ultra Eduardo Paes Educação para a diversidade Edward Hopper El Chapo El Jinete Azul Ela não era gota de limão Eleições 2014 Eleições 2016 Elevador Eliana Pasarán Eliandro Rocha Elizabeth Bishop Elizabeth Builes Em Angra entre dois tempos Em Beja as palavras andam Em igual medida Em tempo Embalagem de netos Emmanuel Polanco En el Laberinto Del Viento En lo oscuro manchado de luz Encontro nacional de Polos de Leitura Encontros Ensaio Ensaios Entre a Espada e a Rosa Entre a fala poética e a prosa cotidiana Entre la espada y la Rosa Entre Margens encontro com a literatura Entre um café uma prosa Entrevistas Eritréia Ernani Ssó Escola Adventista do Portão Escola Fundamental Henrique Lage Escola Municipal Professora Dyla Silvia de Sá Escola Parque Espanha Espantapájaros Espírito Santo Esse João que é Pedro Estação das Letras Estadão Estado de Minas Estante Virtual Esther Estúdio Acústico Estúdio Ghibli Estupro Eternidade Etiópia Eu deveria fazer uma crônica alegre Eu quero minha biblioteca Eu sei mas não devia Eu Sozinha Eva Furnari Evento Exposição Fabiana Colasanti Fabiano dos Santos Piúba Fabíola Farias Fabrício Carpinejar Fala Autor Falando a própria língua Família Farol Farol da Ilha Rasa Fatia de alma a escrita de Marina Colasanti Fausto Fausto Cunha Feira Del Libro Feira do Livro de Frankfurt Feira do Livro de Joinville Feira do Livro de Santa Cruz do Sul Feira do Livro do Colégio Marista Rosário Feira do Livro do Uruguai Feira do Livro Rosariense Feira Estudantil do Livro de Sapiranga Feira Internacional do Livro de Bogotá Feira Pan-Amazônica do Livro Feminismo Feria Internacional del Libro de Guadalajara Festa Literária 7 de Setembro Festa Literária de Paranaguá Festa Literária de Pirenópolis (FLIPIRI) Festa Literária de Santa Teresa Festipoa Literária Festival de libros para niños y jóvenes Festival Internacional de Literatura Infantil Brasileira Festival Internacional de Poesia de Córdoba Festival Literário de Catalão Festival Literário Internacional de Belo Horizonte Fettuccine Figueirinhas FILBO Filó Fio após fio Fiume FLED Fli7 Fliaraxá FLIBH FLICAT FLIP FLIPIPA FLIPIRI FLIST Flores Flores Raras Flow FLUPP Flupp parque FNLIJ Foi preciso vir tão longe Fome Fome e polenta Formiga Fortaleza Fórum das Letras de Ouro Preto fotografia Fotos França Francisco Cuoco Francisco Hinojosa François Mitterrand Frankfurter Buchmesse Frederico Elboni Frederico Helou Doca de Andrade Frei Betto Frente e Verso Friburgo Frutos e Flores FTD Fujima Kanjuro Fundação Municipal de Cultura Fundación Cuatrogatos Fundación Mempo Giardinelli Gabriella Besanzoni Lage Galerinha Record Galinha Garganta acima Gastronomia e culinária Gato de Sofá Gênero George Romney Giambattista Basile Giorgio Albertazzi Global Global Editora Globo News Glória Kirinus Glória Quirinos Goethe Goiás Gráfica Record Brasileira Grande Prêmio Brasil Gravura Grécia Grindr Grupo Editorial Record Guadalajara Guadalajara International Book fair Guatemala Guerra Guipil Guipiles Gustave Doré Gustavo Martin Garzo Haja suspensão! Harry Potter Heinrich Hoffmann Helen Gurley Brown Henrique Carlos Ribeiro Lisboa História de sangue e prostituição Histórias de Natal Hitchcock Homofobia Hora de alimentar serpentes Hotel Humberto Werneck IBBY Ignácio de Loyola Brandão igualdade de gênero II Jornada Literária do Vale Histórico II Mostra Sesc de Literatura Contemporânea III Congresso de Educação III Seminário Lelit Il talismano della felicità Ilan Brenman Ilíada Ilustração Imago Imperatriz InConto Marcado indústria avícula Infantil Infantil & Juvenil Instituto CeA de Desenvolvimento Social Instituto Singularidades Instituto Uka Invadiram a casa do caracol Invertida Ipanema Ipanema e a Idade Média IPEA Irene Vasco Irmãos Grimm Irmãs Dumond Itália Itinerários Literários Virtuais Iugoslávia IV Feira do Livro Infantil de Fortaleza IV Mostra de Literatura Contemporânea Ivan Lins Jabutí Jac Leirner Jacareí Jader de Melo Janny van der Molen Japão Jasmim JB João Felpudo Jogos Olímpicos John Keats Jornadas Internacionales de Literatura Infantil Jornais Jornal do Brasil Jornal Nacional Jornal Púlblico José Clemente Pozenato José Mayer José Rubem Josee Koning Juana Neira Juca Fardin Judi Dench Juiz de Fora Júnia Vieira Juntar ou jogar fora Juvenil Karla Cristina Santana Kelio Junior Kent Brantly Khalid al-Hamad l’Harmattan L&PM La Amistad Bate La Cola La Estafeta del Viento La Joven Tejedora La Muerte Y El Rey La Polémica Feminista La Tejedora Ladrões modestos e nem tanto Laerte Lançamentos Laurenca Wakowski Laurence Wakowski Laurentino Gomes Lavras Leda Nagle Leitura Leitura Cênica Lentamente no rumo Leonardo Mattioli LERCON Les Misérables Letras Femininas Lewis Carroll Líbia Lidia Jorge Limão Limoncello Linternas y Bosques Lisetta Colasanti Literamérica Livraria Cobra Norato Livraria da Vila Livro Livro de Contos Livro de Crônicas Livro do mês Livros Livros como esmeraldas Livros para todas as idades Lobo Lobos e a vítima educada Loducca Los micropoemas para niños de Marina Colasanti Lota de Macedo Soares Lourenço Cazarré Lu Lacerda Lua Luisa Geisler Luiz Paulo Faccioli Luiz Ruffato Lya Luft Lygia Bojunga Lygia Bonjunga Macacos me mordam Machismo Madrid Maggie Smith Maio Cultural Mais Bibliotecas Mais de 100 histórias maravilhosas Mala suerte MAM Manfredo Colasanti Manhã de sábado em Ipanema Manny Gutierrez Mapas Literários o Rio em histórias Maranhão Maravilhas e nem tanto Marcelo Andrade Marcelo Crivella Marco Lacerda Maria Helena Bazzo Maria Rezende Maria Teresa Andruetto Marie Curie Marie Kondo Marina Colasanti Marina Manda Lembraças Marina Manda Lembranças Marina Raskova Marinada de Contos Marinando Marlon Tenório Martha Medeiros matadouro matemática Matérias Matrix Matteo Garrone Maurice Sendak Maurício Leite Max e os felinos Medalha Medeia Medeia vista de frente Medellín Mediadores de leitura Mein fremden krieg Mein Fremder Krieg Melão Melhoramentos Melhores Crônicas Marina Colasanti Memória do Mangue Memórias Memórias da Literatura Infantil e Juvenil Mensagens e rododendros Menu Mercatus Merte Bajo El Sol Mesmo Parada Meu bicho de estimação México Mi Guerra Ajena microcefalia Millôr Fernandes Mimosa MinC Minha Guerra Alheia Minha Ilha Maravilha Minha Tia Me Contou Mini contos miniconto Minuto Unesp Míriam Leitão Moacyr Scliar Moda Moderna Modernidade Monet Montanha Morte Morte sob o sol Moscou mosquito Movimento por um Brasil Literário Mulher Mulher daqui pra frente Mulheres Mulheres e política Na cidade dos deuses Na feira entre paixão e mangás Na fila do supermercado Nada de Nada na manga Nancy Writebol Natal Natureza Navio Negreiros Nélida Piñón Nelson Algren Nidos para la lectura Ninfa Parreiras Ninguém à Janela No Chaco crianças e poesia No escuro manchado de luz No verde entre troncos Noo Mag Nórdica Notícia Notícia em Ação Nova Cultural Nova Fronteira Nova Fronteira/Edições JB Novela Novos barbarismos números Nunca descuidando do dever O Anel Encantado O Autor na Academia O barato chamado flow O Brasil Literário O conto da princesa Kaguya O Conto dos Contos O escuro lado escuro O fio azul da literatura O gazista e as eleições O homem que não parava de crescer O inconsciente imutável O lado efêmero da vida O leopardo é um animal delicado O Livro do Travesseiro O lobo e o carneiro no sonho de menina O Nome da Manhã O oitavo de uma estirpe O olhar que emoldura a beleza O olho aberto da noite O país de João O Povo O que nada nos diz O que sabem de nós? O que seria do amor se não fosse o petróleo O que tem debaixo aba Obra Observatório da Imprensa Odilon Moraes Odilon Redon Oficina de Contos Oficio da Palavra Olhando a vida que desfila Onde o rio abre seus dedos Onde vivem os monstros Ópera Opinião Minas Orlando Orfei Os devoradores de livros Os Miseráveis Os Outros Os primeiros passos Os valores e o tapete Outro quilombo ovos Ovos amargos Oxitocina Páginas Azuis País de João Paiva Brasil Palabras Rodantes Palavras Andarilhas Palmeiras Panamericana Editorial Papo de Autor Papo Literário Para que ninguém a quisesse Paraná Paranaguá Paris Paris antes da primavera Parque Lage Passageira em Trânsito Passando dos cinquenta pau de selfie Paula Rego Paulo Netho Pavão Pavãozinho PDF peixe Pelo fim da cultura do estupro Pelo menos por hoje Penélope manda lembraças Penélope manda lembranças Penelope manda recuerdos Pequenos Mundos Perfume de jasmim Philomena Philomena Lee Pierre Bonnard Pinóquio pintinhos Pinturas Pipa Poesia Poesia no parque Poliamor Política Polo Sou de Minas Uai Polo Valelendo Pombo Ponta do Madeiro Ponta Grossa Por querer só por querer Porto Alegre Portugal Prazer em Ler Preciso para Prêmio Camões 2012 Prêmio FNLIJ 2013 Premio Fundación Cuatrogatos 2016 Prêmio Hans Christian Andersen Prêmio Ibero-Americano SM de Literatura Infantil e Juvenil Prêmio Jabuti 2014 Prêmio Portugal Telecom 2014 Prêmio SESC de Literatura Prêmios Prepotência algemas e crime presídio Anísio Jobim Primero el Lector - Asolectura Processos Programa Rio Uma cidade de leitores Programa Salto para o futuro Projeto 100 Nonni Projeto Navegar é Preciso Projeto Sinestesia Proler Promoção Publicações estrangeiras Quando a memória manda Quanto pode um chinês louco‏ Que leitores e que leituras? Que nada se desperdice Questão de direito Questão de Timing Quinteto Rachel Jardim Radar da Educação Rádio rádionovela reality show receita Record Rede Minas Regina Vater Rembrandt Remy Gorga Filho Renato Braz Renato Coelho Resenha Revista Atrium Revista Blimunda Revista Bloc Revista LolaMag RevistaBabar Revistas Riad Sattouf Rimbaud Rio de Janeiro Rio de Leitores Rio Negro Rires do Rio Rocco Rocha Roel Foppen Roger Mello Rojo entre los troncos Romance Ron Mueck Rosa Montero Rosana Lancelotte Rosas en la cabecera Rosas na Cabeceira Roseana Murray Rota de Colisão rotina Rovelle Rubem Braga Rui de Oliveira Ruth Rocha Sala de Literatura Infantil e Juvenil Marina Colasanti Salamandra Salão de Ideias Salão do Livro de Paris Salão do Livro FNLIJ Salão do Livro Infantil e Juvenil de Minas Gerais Salatiel Silva SALIPI Salmão Salon Du Livre Paris 2015 Saltimbancos em Pipa Salvatore Giuliano Samir Abujamra Samuel Medina Sandra La Porte Santiago Régis São Longuinho São Paulo São Securide Sarau do Tamanduel Sebo seda Segui caminho Segunda Guerra Mundial Sei Shonagon Seleção Italiana 2014 Seleções selfie Sem asas porém Sem Censura Sem que seja por acaso Semana Semana Literária e Feira do Livro Semana Literária Sesc Semana Literária Sesc Maringá Semana Sesc de Leitura e Literatura Seminário Seminário Internacional de Bibliotecas Públicas e Comunitárias Sempre um Papo Senalij Sereia Sérfio Telles Sesc Sesc Bom Retiro Sesc Literatura Sesc Petrolina Sesc Ribeirão Preto Sesc Três Rios Sesc TV Sete anos e mais sete Sete Lagoas Sexo Shusaku Endo Silêncio Silvia Castrillon Simão Cunha Simone de Beauvoir Sin alas no obstante Snowden Sobre Marina Sociologia Sonia Braga Sou 60 Soylent Green Stefano Stella Maris Rezende Steve Coogan Stichting Ambulance Wens Sueños de Papel Super Libres Supermercado Susaeta Edicione Svetlana Alexiévich Tablet Tacacá Literário Tão jovens porém tattoo Tatuagem Táxi Teatro Televisão Tentando se segurar numa alça lilás The Monuments Men Thelmo Lins Tibau do Sul RN Tim Grandes Escritores Tinder Tirando de Letra Tomasz Barcinski Tradução Trancoso Transplante de órgãos Três histórias de mulher Tribo Trip Hop Tripoli Trompetes e rugidos de leão Tunel TV Brasil TV Cultura TV Escola TV PUC Minas Twittaço Twitter Tzu Hsi Ubá UFG Ulisses Um amigo para sempre Um amor diário Um castelo pra chamar de seu Um encontro na penumbra Um espinho de marfim Um laço de amor Um Silêncio muito eloquente Uma grande família Uma ideia toda azul Uma idéia toda azul Uma imagem no meu arquivo Uma Imperatriz e três cisnes Uma maneira de viver Uma manhã toda azul Uma nova paixão Un amigo para siempre Unicef UNIFEMM Unigranrio V Festival Internacional de Poesia Vacaciones Para Devoradores de Libros Valentina Sampaio Venâncio Aires Venceu apostando em sexo Vera Holtz Verlaine Vermelho entre os troncos Vestibular Victor Hugo Videoconferência Vídeos Vídeos Marina VIII Seminário Internacional de Letras Vinte Vezes Você violência vírus ebola Volnei Canônica Wachowski Wave app Woody Allen Xangai XII Bienal Internacional do Livro do Ceará XII Palavras Andarilhas XIV Feira do Livro Editora UFPR XIX Congresso Brasileiro de Poesia XXI Congresso Brasileiro de Poesia XXII Feira do Livro de Caçapava do Sul Yasushi Inoué Yolanda Reyes yorkshire youtubers Yung Chang Zale Thompson Zika Ziraldo Zooilógico Zubin Mehta Zuenir Ventura
false
ltr
item
Marina Colasanti: Cada vez que escribo para niños intento ser lo más honesta posible
Cada vez que escribo para niños intento ser lo más honesta posible
https://3.bp.blogspot.com/-wBdPHFQmbI8/VnLOS-Es3PI/AAAAAAAAGXU/dCWKcZLMpZo/s640/marina_colasanti2.jpg
https://3.bp.blogspot.com/-wBdPHFQmbI8/VnLOS-Es3PI/AAAAAAAAGXU/dCWKcZLMpZo/s72-c/marina_colasanti2.jpg
Marina Colasanti
http://www.marinacolasanti.com/2015/12/cada-vez-que-escribo-para-ninos-intento.html
http://www.marinacolasanti.com/
http://www.marinacolasanti.com/
http://www.marinacolasanti.com/2015/12/cada-vez-que-escribo-para-ninos-intento.html
true
7998692606029036086
UTF-8
Não foi encontrada nenhuma postagem VEJA TODOS Leia Mais Resposta Cancelar resposta Deletar Por Home PÁGINAS POSTAGENS VEJA TODOS POSTAGENS RELACIONADAS CATEGORIA ARQUIVO BUSCA TODAS POSTAGENS Não foi encontrada nenhuma postagem Voltar para Home Domingo Segunda Terça Quarta Quinta Sexta Sábado Dom Seg Ter Qua Qui Sex Sab Janeiro Fevereiro Março Abril Maio Junho Julho Agosto Setembro Outubro Novembro Dezembro Jan Fev Mar Abr Mai Jun Jul Ago Set Out Nov Dez Agora mesmo 1 minuto atrás $$1$$ minutos atrás 1 hora atrás $$1$$ horas atrás Ontem $$1$$ dias atrás $$1$$ Semanas ago mais de 5 semanas atrás Seguidores Seguidor THIS CONTENT IS PREMIUM Por favor, compartilhe para desbloquear Copie todo o código Selecionar tudo o código Todos os códigos foram copiados Não consegue copiar os códigos / textos, por favor, pressione [CTRL] + [C] (ou CMD + C com Mac) para copiar